Jueves, Noviembre 30, 2023

El G20 de India y el G77 de Cuba: Salvando las distancias

Compartir:

India y Cuba presiden este año el G20 y el G77, respectivamente. India dirigió el G77 más de una vez desde que el Grupo comenzó su andadura en 1964, mientras es la primera vez que Cuba asume tal reto.

Aunque el bilateralismo entre India y Cuba se estrecha cada vez más, ¿podrán ambos países, en sus respectivas presidencias de este año, unir a estos dos grupos, tanto desde el punto de vista teórico como operativo, para convertirlos en actores complementarios? Se trata de una hipótesis sobre la que merece la pena reflexionar.

Examinemos la posibilidad de la formulación anterior desde tres ángulos. En primer lugar, ¿hasta qué punto es fuerte la relación entre India y Cuba en términos de necesidad mutua e interdependencia? La solidez de esta relación influirá en las interacciones entre ambos bloques, el G20 y el G77.

En segundo lugar, ¿puede India ayudar a Cuba, como presidente del G20, expresidente del G77 y amigo de La Habana, a guiar a los países del G77 hacia una voz coherente y segura del Sur?

A India le gustaría hacerlo, ya que recientemente Nueva Delhi demostró su voluntad política de reorganizar el Sur en un colectivo unido que reivindique su espacio para un orden mundial justo y equitativo.

El G77 es una coalición de países en desarrollo del Sur creada en 1964, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Eran 77 naciones con el objetivo común de promover su interés económico colectivo. Pero creció hasta agrupar a 134 Estados.

El primer ministro Narendra Modi, en la conferencia Voz del Sur, que engloba a muchos de estos países, había declarado: «Vuestros problemas son los problemas de India, y vuestras prioridades son nuestras prioridades». En tercer lugar, ¿cuáles son las áreas de convergencia y complementariedad entre estos dos bloques?

India y Cuba mantienen históricamente relaciones amistosas y sus perspectivas parecen ser positivas. Ambos países cooperan en una serie de cuestiones, como la descolonización, la no alineación y la lucha contra el racismo y el imperialismo.

Fue India el segundo país asiático en reconocer al Gobierno Revolucionario de Cuba de 1959. El líder revolucionario cubano Ernesto «Che» Guevara visitó India ese mismo año y se reunió con el primer ministro indio Jawaharlal Nehru.

Al año siguiente, India y Cuba iniciaron contactos diplomáticos. Recientemente, la hija del Che, Aleida Guevara, estuvo en India y recibió una calurosa acogida por parte de muchos admiradores de su legendario padre.

Presta India asistencia médica y formación a Cuba. Nueva Delhi también amplió oportunamente una línea de crédito de 100 millones de euros para ayudar a la isla a superar su escasez de alimentos mediante la compra de arroz al país surasiático.

Aunque el volumen comercial entre estas dos naciones es limitado en la actualidad, las perspectivas son realmente buenas. India podría aprovechar sus buenas relaciones con Cuba para ampliar la presencia en América Latina.

Asimismo, India podría aprovechar la ubicación de Cuba y su proximidad con Estados Unidos para explorar oportunidades comerciales. La isla mantiene buenas relaciones con China y Rusia.

Igualmente Nueva Delhi podría utilizar esa buena voluntad para dirigir la OCS, la Organización de Cooperación de Shanghai, de la que India es el actual presidente hasta septiembre de este año.

PUENTE ENTRE AMBOS BLOQUES

¿Cómo podría India, como presidente del G20, ayudar a Cuba? Al mismo tiempo, ¿cómo podría Cuba aprovechar la experiencia de India en la gestión del G77 en el pasado?

Para empezar, India podría ser el puente entre ambos bloques, el G20 compuesto por los países ricos y de renta media y el G77, un grupo de 134 países subdesarrollados y en vías de desarrollo.

Las brechas existentes en múltiples sectores en estos dos bloques sitúan a menudo al G77 en una posición de desventaja, ya que no consiguen negociar en favor de la imparcialidad, la justicia y la equidad. India podría fomentar una estrecha cooperación entre ambos bloques.

Nueva Delhi podría abogar por la inclusión de las cuestiones y preocupaciones del G77 en la agenda del G20: reducción de la pobreza, mitigación del impacto negativo y desigual del cambio climático, seguridad alimentaria, brecha digital, reestructuración de la deuda global y creación de resiliencia en el comercio global mediante la apertura de opciones para las cadenas de suministro, entre otros puntos.

Podría hacerlo India presionando al G20 para que proporcione asistencia técnica y financiera, creando capacidades, abogando por acciones ambiciosas en términos de auxilio técnico y financiero para hacer frente a la crisis climática, y medidas de alivio de la deuda.

En tanto, Cuba podría aprovechar los conocimientos y la experiencia de India en la creación de consenso. Se trata de una habilidad importante para cualquier país a la hora de liderar un gran grupo, ya que permite a los miembros presentar un frente unido.

En segundo lugar, Cuba podría aprovechar los esfuerzos de India para promover el desarrollo económico a través de la cooperación Sur-Sur.

Hay que tener en cuenta que la estrecha interacción entre los países del G77 se ha desvirtuado en la carrera por codearse con los «ricos y poderosos», donde los términos de las negociaciones suelen ser desiguales.

Ha sido India una firme defensora de la importancia de aumentar el comercio entre los países del G77, así como del multilateralismo dentro del G77 y en la ONU. Cuba tiene un enfoque similar y se niega a consentir el dominio de las «grandes potencias».

Los dos países que lideran los dos bloques podrían hacer hincapié en el concepto y la estrategia del multilateralismo.

Tanto el G20 como el G77 harían bien en trabajar en armonía. Hay varias áreas que exigen convergencia en la planificación y ejecución de proyectos. Comercio e inversión, un sistema comercial abierto y equilibrado es una condición necesaria para estimular el crecimiento económico y el desarrollo.

Es necesaria la cooperación en los ámbitos del cambio climático, el desarrollo de infraestructuras, la capacitación, la sanidad y la seguridad alimentaria. Todo ello quedó recogido en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), ahora Objetivos de Desarrollo sostenible (ODS), que son los propósitos colectivos del mundo fijados por las Naciones Unidas.

En particular, el G77 está formado por dos tercios de los países del mundo. Representa los intereses y preocupaciones de la mayor parte de la población mundial, que se ve desproporcionadamente afectada por la pobreza, la desigualdad y el subdesarrollo.

El futuro de este grupo dependerá de varios factores, entre ellos, los retos a los que se enfrentan actualmente estos países; la necesidad de promover un crecimiento económico y un desarrollo sostenibles, de abordar el impacto del cambio climático, el cambiante panorama político, económico y de seguridad y la capacidad de adaptarse a estos cambios.

Para ayudar a Cuba en la navegación del G77 a través de estos retos a los que se enfrentan sus miembros, India podría compartir su pericia y experiencia: diplomática, económica, técnica y, sobre todo, de liderazgo mediador.

Además de la cooperación intergubernamental, las organizaciones no gubernamentales que trabajan en la diplomacia de la segunda vía y los negocios internacionales podrían intervenir para echar una mano a Cuba.

El Día de Cuba se celebró en Nueva Delhi el 24 de enero con una iniciativa no gubernamental, coordinada por la Organización de Economía y Comercio de la India (IETO), que trabaja estrechamente con el gobierno y las empresas cubanas, sobre todo para promover las relaciones comerciales bilaterales.

En los años de presidencia de ambos países del G20 y del G77, que constituyen la población de casi todo el mundo, toda la ayuda posible de cualquier parte contribuirá al manejo eficaz de las prometedoras y exigentes tareas que tenemos entre manos.

Por último, una cooperación sinérgica entre el gobierno, las empresas y las sociedades civiles dentro y entre los países representados en estos bloques promoverá la paz, la seguridad y la prosperidad para todos.

Por Asif Iqbal, Presidente de la Organización de Economía y Comercio de la India (Indian Economic Trade Organization, IETO).

Fuente: EL Maipo/PL

spot_img

Lo más leido

spot_img

Más Noticias

Tasa de desempleo continúa tendencia al alza

Durante el trimestre móvil de agosto a octubre el índice de desempleo en Chile llegó al 8,9 por...

Proyecto de ley prevé sancionar el acoso laboral

La Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de Chile tramita hoy un proyecto denominado Ley Karin,...

Recibirán en el Palacio de La Moneda a paratletas chilenos (+Foto)

El equipo chileno a los VII Juegos Parapanamericanos Santiago 2023 será recibido hoy en el Palacio de La...

ONU pide a Chile enjuiciar a violadores de DDHH durante el estallido

Dos relatores de la ONU llamaron hoy a las autoridades chilenas a avanzar en el enjuiciamiento y sanción...